martes, 2 de octubre de 2012

ZODIAPOLIS: AMOR Y DESAMOR, EN LA RIQUEZA Y EN LA POBREZA HAST...

ZODIAPOLIS: AMOR Y DESAMOR, EN LA RIQUEZA Y EN LA POBREZA 

Saturno en Escorpio: 



AMOR Y DESAMOR, EN LA RIQUEZA Y EN LA POBREZA HASTA QUE SATURNO NOS SEPARE

Antes de que Saturno ingrese a Escorpio, vamos a introducirnos de a poco en este tránsito que dejará unas cuantas lecciones respecto de la tacañería emocional.  En Octubre, el Sénex se adentrará en el espinoso camino escorpiano; y sacará a relucir cuan generosos somos en materia afectiva. Los premios serán abudantes para quienes hayan perdido el miedo al desamor; pero será lo suficientemente duro, con quien sólo pretenda demostrarse un experto en materia sexual sin llevar junto al sexo, el amor indispensable para ser un canal de expresión y compromiso afectivo.


Escorpio es el segundo signo de agua y el ámbito en donde aprendemos acerca de la fusión emocional entre dos personas. La base emotiva conseguida en la casa IV, con su sensación de seguridad y pertenencia; debe ahora abrirse a la experiencia de las relaciones y los intercambios afectivos con los demás. En este nuevo momento;  la familia de orígen queda como "sello" del aprendizaje acerca de lo que sucede cuando dos personas se unen para compartir la vida; y la facilidad o dificultad existente entre los movimientos de dar y recibir amor, dinero, caricias, libertad, aprobación, etc.; suelen copiar los modelos heredados en el mismo momento de asociarnos afectivamente con alguien más. En ese compartir, todas las energías pasan a formar un capital compartido que se simboliza en el momento escorpiano; y en donde mi mundo y tú mundo, idealmente, no deberían estar separados para que la energía circule sin dificultad. Sin embargo, esa fluidez con la que tanto el amor como el dinero debieran intercambiarse entre dos personas que dicen amarse, suele tropezar con las resistencias de un ego que no quiere compartir aquello con lo cual identifica su valor, y considera una pertenencia sin la cual, su identidad e importancia, se ve amenazada. Este tipo de dificultad se aclara cuando en la historia afectiva familiar, se han enterrado conflictos amorosos por mediación del dinero; y quienes más pueden sufrir en el ámbito de la casa VIII o de Escorpio, son las personas que habiendo sido menoscabadas y desvalorizadas por sus progenitores, se fuerzan toda la vida por compensar su sentimiento de valía, intentando suplantarlos por logros materiales. Siendo por otra parte, una sociedad que en gran medida condecora a las personas por su status económico;  no es extraño que la búsqueda del poder y la totalidad que brinda el compartir el amor, se superponga o incluso se reemplace completamente, por la adquisición de posesiones, ya sea por asociarnos a quienes no queremos, o por querer sólo a aquellos que nos puedan dar algo de "solidez" en nuestras relaciones.  El gran problema de haber conseguido suplir inconscientemente la entrega emocional por logros económicos; se pone mayormente de manifiesto en el momento de fundirse con el otro en el abrazo amoroso: nadie que padezca un bloqueo a nivel emocional, puede fundirse en un abrazo sexual sin pagar las consecuencias de sus impedimentos para compartir, amar y dar de sí sin reservas.  En ese instnate, mi mundo se fusiona con tu mundo; y aunque querramos impedirlo para evitar como siempre el sufrimiento emocinoal, no será posible tapar el gran compromiso que tal acto genera. No es casual que en el momento de las grandes crisis, comiencen luchas encarnizadas en donde los reclamos económicos pasan a ser el coto de caza cotidiano, habiendo estado precedidos de problemas sexuales que han desembocado en la ruptura de una pareja.  Por esta ecuación entre amor y dinero, se ha asociado a Escorpio como la casa de los bienes compartidos o los bienes de los demás; dado que lo que se convierte en "patrimonio" común, tiene en realidad una base y un significado directamente emocional. Con el ingreso de Saturno a este signo, se rendirán exámenes que estarán asociados a los intercambios que la sensibilidad transformó en materia;  teniendo ambos, relación directa entre sí. Las lecciones que intentará dejar Saturno en su tránsito por Escorpio, remiten directamente al temor que nos embarga cuando percibimos que quedamos totalmente expuestos y vulnerables en materia de sentimientos. Aquellas personas que teman exponer su esfera emocional, haciendo un "master" en cuestiones amatorias, -y sin permitir que el amor las invada-; no tendrán otro remedio que encontrarse con la medusa en algún ámbito de su vida. Los reclamos sexuales, o económicos, los conflictos con socios o parejas;  podrán ser parte notoria en las lecciones a enfrentar que traerá el tránsito de Saturno por Escorpio. 
No debemos olvidar que Plutón se encuentra en Capricornio y que ésto lo convierte en dispositor de Saturno mientras avance por el signo del escorpión; y que junto con su lenta demolición y quierbra de las reglas del mercado, pueden aparecer unos cuantos dolores de cabeza para quien no esté dispuesto a comprender que las crisis que han asomado a su vida, tienen directa relación con una realidad invisible en la esfera  psíquica y emotiva.  El temor a estar "desprotegidos" frente al amor, es el motivo por el cual Saturno en Escorpio alza barreras de todo tipo; pero adora erigirlas en el terreno de lo económico y las luchas sexuales. La recepción mutua de Plutón en  el signo de la cabra, señala que allí donde intentemos destruir a nuestra pareja; no podremos salir ilesos sin llevarnos parte de sus ruinas. 
La flexibilidad no es fácil de llevar a la práctica mientras se da un tránsito de Saturno por el signo del pantanoso Escorpio, pero si hay algo que la maestría del viejo sabio puede dejarnos en ese trayecto, es que no hay nada que podamos eliminar o desterrar de nuestra vida emocional o psíquica, sin pagar un alto costo en algún otro ámbito de la experiencia.  Ver transformada en un campo de batalla la esfera laboral, económica, relacional, asociativa, o sexual de nuestro mundo; será el reflejo nada transparente y por eso inconsciente, de que aquello que estamos intentando extirpar de nuestra vida anímica. Enviar al Tártaro aquello que nos hace sensibles a los demás; despierta los hedores a vulnerabilidad temida que asomarán desde las sombras; y que vestidas de muralla e impedimentos, se entrometerán en toda situación de crisis, llevando éstas a nuevas transformaciones necesarias para obtener una mayor sinceridad en nuestros vínculos. Las consecuencias de olvidar la relación entre amor y dinero; podrán sufrirse en el terreno económico o emocional por mediación de quiebras y rupturas realmente apremiantes y dolorosas; mientras que otros harán masters sexuales lejanos al compromiso emocional, sintiendo en su interior, la vacuidad y la soledad afectiva que tanto nos aisla y nos sumerge en el frío de los abrazos ausentes.  Aquellos que en cambio decidan levantar sus bloqueos emocionales perdiendo el temor a ser vulnerados; podrán acceder a una sensación interna de alivio,  al ver que en definitiva, jamás el Sol se apaga cuando nos aceptamos completos y nos damos cuenta de que aquello a lo que considerabamos "debilidad", es en realidad nuestra mayor fortaleza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario