jueves, 2 de mayo de 2013

Los Planetas y los Organos del cuerpo


Fuente: Tito Macia

Cada planeta tiene una zona o un órgano del cuerpo con el que se relaciona a modo de sumidero final. El órgano o la parte del cuerpo con la que se relaciona puede llegar a sentir los efectos del planeta si su expresión en niveles más altos ha sido dificultada en exceso.

Cuando las funciones del Sol no logran manifestarse en planos más elevados se pueden percibir alteraciones cardíacas o disfunciones en el ojo derecho. 

Si las manifestaciones de laLuna se frustran en otros niveles suelen producirse alteraciones en el aparato digestivo y disfunciones en el ojo izquierdo. 

Si es Mercurio el que no se ha podido expresar adecuadamente en otros niveles, suelen producirse alteraciones físicas que se perciben en las neuronas, los tendones, en los discos intervertebrales, intestinos o bronquios. 

La mala canalización de la manifestación de Marte suele conducir a alteraciones musculares, en sentido de debilitamiento o excesivo e innecesario desarrollo muscular para la vida de una persona o problemas relacionados con la sangre. Júpiter impedido en otros niveles suele acabar por afectar al hígado o a la circulación. 

Saturno mal expresado en niveles altos acaba por afectar a los huesos, especialmente la dentadura y las articulaciones de rodillas, hombros, codos y columna. 

Urano sin expresión en los niveles anteriores, deteriora o altera el sistema nervioso de manera significativa. 

Neptuno sin canalizar acaba por provocar confusiones inconscientes o crecimientos celulares desordenados y alteraciones en el flujo del sistema linfático. 

Plutón mal canalizado suele provocar alteraciones en la piel de la más diversa índole.

Por eso para prevenirse de las enfermedades conviene conocer de qué manera se canalizan estas energías astrológicas y tratar de darles salida, permitir que fluyan y de esa manera evitar la enfermedad. Basta con permitir que las energías astrológicas tengan una válvula adecuada de escape. – 

Si la energía del planeta Venus no puede fluir a través del amor romántico, conviene buscarle una salida artística, acercarse al mundo del arte, relacionarse mejor con la hija (si se tiene), practicar la jardinería, o disfrutar del cultivo de orquídeas o bailar y hacer fiestas, en caso de no dar salida a la energía de Venus tenemos garantizada una enfermedad asociada al planeta. Ocurre igualmente con el resto de las energías planetarias.

Gracias por compartirlo Pablo Piñero

1 comentario:

  1. Buenas, te dejo un enlace a una página de productos naturales
    que es muy interesante.

    http://goo.gl/7j3dT1

    Pasa un buen día!

    ResponderEliminar