domingo, 29 de junio de 2014

Planeta Urano. Cuento Nº1. Serie Orígenes.

Planeta Urano. Cuento Nº1. Serie Orígenes.

25 de junio de 2014 a la(s) 22:57

Todos a bordo! abrochen sus cinturones, vamos a despegar hacia el sistema solar. Hoy visitamos a Urano, es el 7mo planeta del sistema solar, es de color azul profundo, como nuestro cielo en la tierra en los días más despejados. Es bien frío, y gaseoso, casi no tiene masa solida para aterrizar, por lo que vamos a dar unas cuantas vueltas por su atmosfera conociendo sus caracertisticas astrológicas. Alli vamos, ya llegamos a destino y comenzamos el otro viaje, hacia nuestro interior, asombro es lo que vamos a descubrir!


Este planeta azul profundo nos da la comprensión de la matrix, en el viaje comenzamos a desarrollar una nueva visión del viaje, los colores se agudizan, vemos entre las nubes, vemos más allá de los cristales, vemos lejos y nos muestran imagenes que aun no comprendemos, imagenes que nos impactan en nuestro corazón, y sentimos que giramos sorpresivamente en nuestros asientos en un remolino divertido que nos hace cosquillas en nuestro estomago.


Y con coraje y libertad iniciamos la segunda vuelta entre las nubes hermosas, brillantes y frescas de Urano, una nueva sonrisa se asoma en nuestros labios cuando descubrimos una nueva capa de color azul aun más luminoso y vibrante sonido sin ruido, nos trae imágenes azules de sabiduría y paz. Nuestros ojos se unen en nuestra frente abriendo EL OJO, si rápidamente con un rayo comenzamos a ver nuestro interior. Nuestro mundo interior, asombrosamente quedamos atonitos en nuestros asientos. Que encontramos?



Observamos a nuestro alrededor, nuestros amigos en sus asientos, han cambiado, emiten luces de colores, una luz suave, amplia, los envuelve, los acaricia. Asombrosamente todos estamos envueltos en esta luz suave. Cada uno tenemos colores distintos, rojos, azules, violetas, dorados, blancos, amarillos, con chispitas descubrimos nuevos colores. Sin tocarnos sentimos la caricia tierna de nuestros amigos, sentimos su abrazo firme y las palabras sin sonido las comprendemos, decidiendo entre todos la nueva vuelta entre las nubes espesas del interior del planeta. Un nuevo giro en nuestros asientos con mayor velocidad, como un trompo, giramos alegremente.

Planeta Neptuno. Cuento Nº1. Serie Origenes.

Planeta Neptuno. Cuento Nº1. Serie Origenes.

29 de junio de 2014 a la(s) 1:42

Abrochen sus cinturones, hoy viajamos al planeta Neptuno, es el 8vo planeta del sistema solar, tambien es de color azul celetes, muy frio y gaseoso.





Esta historia comienza en una fria noche de junio del año 1425, al lado del un embrabecido mar agirado por una tormenta, donde grandes olas rugian en los acantaliados de Irlanda. Fría noche para una reunión convocada por los espiritus maestros. Los fieles guardianes de la sabiduría mística, alli estaban sentados alrededor de la mesa rústica de madera labrada con cinceles especiales, escuchando los sonidos del mar y las historias de cada uno de los integrantes, que eran 12 fuertes hombres, bruñidos por los años. Sus relatos fantasticos de experiencias dimensionales, como inmortales de eones, habitando cuerpos humanos, como trajes biológicos, o biotrajes humanos, con alma y conciencia inmortal. Se reunieron en esa lejana y acogedora cabaña llena de luces extrañas, que acompañaban a cada uno de los 12 integrantes. Maestros, guias dimensionales, ejercito de seres de luz, entre luces multicolores rodeaban la cabaña, envolviendo en una burbuja a la reunión aislandola del mar embrabecido con olas muy altas y aterradoras. En la cabaña se sentian solo susurros de los participantes, un exquicito perfume a incienso y mirra, mezclado con un aroma de te de menta, y un vino patero que animaba al espiritu, en la noche fría de junio.





Reunidos, acordaron otro encuentro cientos de años por delante, como ya lo habian realizado 1125 años atras. Desde la tierra en distantes puntos, el encuentro se produciría en el astral; para los humanos, llamado simplemente dormir o en estado de sueño. Allí en el calendario nuestro era el 2025 año donde el encuentro se producira en el planeta Neptuno, llamado Poseidon, con su satélite Titan.





Llegó la fecha indicada por el cosmos, los 12 hombres fuertes, bruñidos por los años, lucían igual que hace 1125 años atras, solo que en este tiempo no estaban juntos, estaban realizando sus tareas encomendadas y aceptadas desde eones, su misión en la tierra, en los 12 puntos cardinales o vortices terrestres. Para iniciar el viaje en esta oportunidad se recostaron algunos y otros entraron en una profunda meditación. Así comenzo el viaje en el cuerpo de luz de cada uno hacia Neptuno.





Con sus cuerpos de luz activados, se encontraron en la Luna. Ya unidos los 12 comenzaron su viaje a través del sistema solar en otra dimensión. A través del astral, pasaron por Marte, con sus dos satelites, fobos y deimon. Sortearon el cinturón de asteroides, el lugar de un antiguo planeta que existió  (Marduk?). Pasada la turbulencia de los multiples asteroides (Juno, Vesta, Palas Atenea, entre otros). Se encontraron con el mayor planeta del sistema solar, a quién le faltó masa para llegar a ser otro sol (el sistema solar tenía la posibilidad de tener 2 soles, pero no llegó a materializar o encender su conciencia solar), es así que Júpiter también llamado Zeus dios del Olimpo, quedó con más de 60 satelites que lo acompañan en su orbita. Estos 60 son los iniciados que acompañan al Logos planetario llamado Júpiter, quienes son los encargados de abrir la sabiduría ancestral del 6to chakra, tercer ojo para los 12. Disfrutaron de los colores anaranjados de Júpiter, de sus satélites, continuando el viaje.




Llegarón a las puertas del Guardian del Umbral, Saturno, el Señor de los Anillos, con gran ceremonial, seriedad, según las fecha y hora programada, penetrando a través de las puertas, cinceladas en gigantes cristales transparentes acoiris, recordando que ya habían estado, habíendo cumplido los examenes correspondientes al nivel, disponian cada uno de las llaves logradas en viajes anteriores. Ahora solo era un agradecer la sabia experiencia adquirida para continuar el viaje.





Giraron como trompos sobre sí mismos, con cosquillas en el estomago, pasaron por las puertas de Urano, y en un abrir y cerrar de ojos, sorpresivamente, se encontrar ya en el destino del viaje. NEPTUNO.